Construcción de cárcel totalmente paralizada por toma

” El jueves nos tomamos la segunda torre grúa, en apoyo a esta organización sindical que esta por sus trabajadores y sus familias. Una esposa de uno de los trabajadores, decide subir hasta esta grúa y también hacer una huelga de hambre para acompañarnos. El fin es hacer presión para que las autoridades, y la empresa entienda que merecemos dignidad y un trato digno”

Con estas palabras Manuel Montenegro presidente de sindicato Sinamot, que trabaja para Acciona (empresa a cargo de la nueva cárcel en Aldea Campesina), nos indica como se tomaron la obra completa, en respuesta a lo que consideran despidos injustificados. “A la fecha ya van 96 personas que fueron desvinculadas y para este viernes iban a despedir 50 “, enfatiza.

Cómo no han llegado a un acuerdo con la empresa, no solo se tomaron literalmente las grúas plumas, donde pasan día y noche, sino que además este martes comenzaron una huelga de hambre. “Somos 5 trabajadores en total los que tomamos esta medida, más la señora de un compañero. Lamentablemente el jueves se nos descompensó una persona y tuvo que retirarse e ir al CESFAM del barrio norte”, precisó el presidente del sindicato.

La petición es clara “que vuelvan a reincorporarse los trabajadores despedidos” si no, no hay diálogo.

¿Llegarán a un acuerdo?  Esperemos que sí.