Guardia de prisión arriesga dura sentencia luego de ser atrapada teniendo sexo con un reo

Las cárceles de Australia se han convertido este último tiempo en un semillero de escándalos sexuales de alto perfil, después de que se revelara que un parte del personal de las correccionales se han involucrado en relaciones sexuales con reclusos.

La bella guardia Demmi Zeschke, es la última en estar implicada en este tipo de hechos y arriesga una dura condena tras ser descubierta teniendo sexo con un joven prisionero, llamado Jarad Smith, en la cárcel de Long Bay.

Según el medio The Daily Telegraph, Zeschke mantuvo una relación sexual con Smith mientras cumplía su sentencia en el centro penitenciario de Long Bay en el sureste de Sydney a principios de este año. Según los informes, la pareja fue atrapada teniendo sexo en el gimnasio de la prisión.

Smith, quien consiguió la libertad de día, estaba cumpliendo cuatro años de cárcel por atropellar fatalmente a dos peatones, Cathy Pracy y su pareja Gary Kelly, mientras conducía en estado de ebriedad y bajo los efectos de la cocaína en el año 2015.

Zeschke, quien segun testigos incluso cambió sus horarios de trabajo para coincidir con su amante, renunció antes de que se pudiera completar una investigación interna.

Según The Daily Telegraph, las mujeres no están solas: “Ya este año ha habido cuatro presuntos casos de mujeres detenidas que tienen relaciones sexuales con presos, con varios otros incidentes de alto perfil que datan de 2007”, señaló el periódico.

Sin embargo, aunque estas relaciones infringen el código de la prisión, en realidad no son ilegales.

¿No es ilegal que un guardia penitenciario de australia tenga relaciones sexuales con un recluso?

No. Pero esto podría cambiar pronto, debido a un Ministro, David Elliott, que ha estado promocionando la posibilidad de aumentar este tipo de penas.

Además, el director de la prisión, Peter Severin, aseguró que buscará que Zeschke sea procesada.

Coméntalo