Conectate con Nosotros

Caso de Coronavirus en Australia obliga a entrar en cuarentena a más de 2 millones de personas

internacional

Caso de Coronavirus en Australia obliga a entrar en cuarentena a más de 2 millones de personas

Se espera que los habitantes se mantengan cinco días en sus hogares esperando eventuales síntomas y así frenar un posible brote

El Coronavirus sigue causando estragos en el mundo, ahora, parte de Australia Occidental, entrará en una cuarentena de cinco días, esto, debido a que un guardia de seguridad de un hotel arrojara Covid-19.

El Primer Ministro Mark McGowan anunció que el área metropolitana de Perth y las regiones de Peel, al suroeste del estado australiano se encuentran ahora bajo confinamiento total.Los residentes de los sectores en cuarentena, podrán salir de sus casas solo en algunos casos, como en la realización de compras esenciales, necesidades médicas, ejercicio y trabajos que no se puedan hacer de forma remota.

Las escuelas, la mayoría de las empresas, los lugares de entretenimiento y los lugares de culto están cerrados, mientras que los restaurantes están restringidos solo a comida para llevar.

“Esta es una situación muy grave, todos y cada uno de nosotros tenemos que hacer todo lo que podamos personalmente para ayudar a detener la propagación en la comunidad”, dijo Mark McGowan.

El área metropolitana de Perth y las regiones de Peel y Suroeste tienen una población combinada de más de 2 millones de personas, y la gran mayoría vive en la capital del estado, Perth.

Las drásticas medidas se producen después de que un hombre de unos veinte años que trabajaba como guardia de seguridad en el Sheraton Four Points, diera positivo por el Coronavirus. De los cuatro casos activos en el hotel mientras el hombre estaba de turno, dos portaban la cepa del Reino Unido y uno la cepa sudafricana del virus, que se cree que son más contagiosas que otras variantes.

“Nos dijeron que el guardia estaba trabajando en el mismo piso con una variante de caso positiva en el Reino Unido”, dijo la autoridad.

Como el hombre había trabajado dos turnos de 12 horas el 26 y 27 de enero, era posible que hubiera contraído la cepa del Reino Unido, agregó el Primer Ministro, aunque dijo que “se sigue investigando exactamente cómo se adquirió la infección”.

Los trabajadores del Hotel Sheraton Four Point, están solicitando a todas las personas que visitaron una lista específica de lugares en una fecha determinada que se realicen la prueba para detectar si están o no contagiados de Covid-19. Por lo tanto, todos los que fueron contactos estrechos del hombre, deben permanecer en cuarentena durante 14 días.

El Primer Ministro agregó que “a los australianos occidentales les ha ido tan bien durante tanto tiempo, pero esta semana es absolutamente crucial que nos quedemos en casa, mantengamos el distanciamiento físico y la higiene personal y nos hagamos la prueba si tienes síntomas”.

Australia Occidental tiene un población de 2,76 millones. En la actualidad tiene confirmado solo 12 casos activos, sin embargo, desde el inicio de la pandemia se han registrado 902 casos de Coronavirus.

Curiosamente, del total de los casos de Covid-19, más de 800 corresponden a viajeros internacionales y personas que llegaron en crucero u otro barco, con menos de 100 casos de transmisión local en total.

Por su parte, Australia ha registrado un total de 28.811 casos, con 909 muertes, la mayoría de las cuales ocurrieron en los estados del sureste de Victoria y Nueva Gales del Sur.

El país oceánico ha logrado mantener controlada la pandemia, debido a que han sido muy estrictos en las fiscalizaciones de los pasos fronterizos. Algunos, incluso, los han cerrado. Además, todos los visitantes internacionales deben someterse a pruebas y cuarentena.

El año pasado, durante casi dos meses, el estado sureño de Victoria estuvo bajo estricto bloqueo para contener un brote del virus en la ciudad de Melbourne.

Pero aunque las medidas más amplias fueron efectivas, los funcionarios del estado enfrentaron críticas por un “bloqueo estricto” que se impuso contra nueve torres de viviendas públicas en Melbourne. Alrededor de 3.000 residentes de las torres no recibieron una advertencia previa del cierre, lo que les impidió salir de sus hogares por cualquier motivo durante más de cinco días.

El mes pasado, una investigación oficial sobre las restricciones encontró que “violaban los derechos humanos” y no se basaban en consejos de salud directos.

Fotografía: www.cnnchile.com

Advertisement MVP Ad
Arriba