Conectate con Nosotros

Con la pandemia más gente consume marihuana, por lo menos en algunos países

internacional

Con la pandemia más gente consume marihuana, por lo menos en algunos países

El cannabis es la droga ilícita más popular en Australia. Al año, una de cada ocho personas lo usa y, según un estudio reciente del Centro Nacional de Investigación de Drogas y Alcohol de la Universidad de Nueva Gales del Sur, este número solo ha aumentado en los últimos meses.

Para Anthony * , el negocio nunca había estado mejor. En los últimos meses, ha movido más hierba que nunca y los pedidos siguen llegando. De hecho, la demanda es tan alta que tiene problemas para mantenerse al día.

“He tenido demasiados pedidos de marihuana”, le dice a VICE News. “He tenido tantas entregas que no tengo descanso los días que trabajo”.

Desde la introducción de la etapa cuatro del confinamiento en el estado australiano de Victoria –en donde ha habido toque de queda a las 8 p. m. y le han prohibido a las personas salir de sus hogares más de una hora– Anthony solo tiene una pequeña ventana de tiempo para hacer entregas. Para los clientes de Anthony, esto significa que no pueden comprar con tanta frecuencia como antes. Entonces, están comprando cantidades mayores.

“Si tuviera que ponerle un número, diría que la gente está comprando entre un 15 y 20 por ciento más”, dice. “Las personas que normalmente compran menos de un cuarto de onza están comprando dos o tres gramos más de lo habitual”.

El cannabis es la droga ilícita más popular en Australia. Al año, una de cada ocho personas lo usa y, según un estudio reciente del Centro Nacional de Investigación de Drogas y Alcohol de la Universidad de Nueva Gales del Sur, (NDARC, por sus siglas en inglés), este número solo ha aumentado en los últimos meses.

“Específicamente, el 57 por ciento de los que han consumido cannabis recientemente ha aumentado su uso desde marzo”, le dice a VICE por correo electrónico la Dra. Amy Peacock, líder de tendencias de drogas en el NDARC.

El estudio, que tiene como objetivo monitorear el impacto de la pandemia de COVID-19 en los hábitos de consumo de drogas, encontró que entre los participantes, el 82 por ciento ha consumido cannabis en los últimos meses. La gente prefiere la marihuana que otras drogas como la MDMA y el alcohol, y el 41 por ciento de los encuestados la describe como su estupefaciente favorito.

En cuanto a por qué han aumentado estos números, tanto la Dra. Peacock como Anthony están de acuerdo: el aburrimiento.

“Definitivamente, la demanda ha aumentado porque la gente está aburrida y busca formas de matar el tiempo”, dice Anthony.

Pero Australia no es el único país. Se han observado patrones similares a nivel internacional, y particularmente en los EE. UU., donde la industria del cannabis informa aumentos masivos en las ventas, y en los Países Bajos, donde el confinamiento han provocado que se hagan filas enormes afuera de los cafés de cannabis.

Según Dan Lubman, director clínico ejecutivo del centro de educación sobre adicciones Turning Point, no es solo el aburrimiento lo que está impulsando un aumento en el consumo de marihuana. Señala que las restricciones de viaje y los suministros limitados han dejado a muchos adictos sin poder acceder a sus narcóticos preferidos. Esto significa que ahora están buscando otras alternativas.

“Hemos visto a lo largo del tiempo que cuando drogas como las metanfetaminas y la heroína reducen su oferta, los precios de esas drogas suben considerablemente. Lo que termina pasando es que la gente empieza a consumir más alcohol y cannabis porque son muy fáciles de conseguir”, explica.

Sin embargo, este cambio hacia el cannabis tiene el potencial de ejercer más presión sobre un mercado que ya está en aprietos.

“Con las fronteras cerradas, no entra ni sale nada, lo que reduce la cantidad de marihuana”, dice Sean*, otro dealer. “Está empezando a ser más difícil conseguir grandes cantidades, eso quiere decir que no hay tanta gente cultivando en Victoria como se pensaba”.

La dificultad para conseguir grandes cantidades, las interrupciones de la cadena de suministro y la reducción de existencias de los productores locales significa que los precios del mercado ya han comenzado a subir.

A medida que Australia se acerca a la temporada de cultivo, se desconoce qué significa esto para el mercado de la marihuana. Pero según Sean, eventualmente la afición de los estados por la marihuana hará que se ponga al corriente.

“Si nos quedáramos encerrados otros 12 meses, el tráfico de drogas en Victoria se iría al carajo”, predijo. “Probablemente comenzaríamos a pagar más y veríamos menos producción”.

* Los nombres han sido cambiados por razones obvias

Fuente: VICE News

Advertisement MVP Ad
Arriba