Conectate con Nosotros

El lado triste y nostálgico de Maly Jorquiera… cuando se muere mamá

Entretenimiento

El lado triste y nostálgico de Maly Jorquiera… cuando se muere mamá

“La evasión tiene su costo. Cuando tú no vives los lutos, se repiten”

Maly Jorquiera es de esas mujeres que son pura alegría, pero  en un nuevo capítulo “De tú a tú” mostró una fase más triste, más nostálgica.

Es que en el programa  de Canal 13 reveló que su madre  murió de cáncer de mamas cuando ella estaba haciendo teleseries en “Mekano” y aparecía en  el “Teatro en CHV”, estaba pasando por un buen momento laboral.

“Yo arrancaba de mi casa. Lo digo con la culpa y la disculpa de que era joven. Tenía 21 años. Para no verla volver. Teníamos la posibilidad de ir a buenas clínicas. Ella ya no sentía sabor, perdió olfato, el oído. Y cuando ya no nos quedaba más plata la metimos en un experimento, porque podíamos tener medicamentos de forma gratuita. La plata se la llevó el cáncer”, le contó a Martín Cárcamo.

“Si yo estuviera esta edad, y mi mamá estuviera así, yo arrendaría una casa en la playa, cueste lo que cueste, la pongo mirando al mar con morfina, y no le haría lo que hicimos. Pero teníamos, mi hermana 19, yo 22, no entendíamos nada. Fue una muerte muy dolorosa”, complementó.

Confiesa que fueron dos años de puro sufrimiento y así  continuó repasando la historia.

“La noche que supe por mi hermano Pato, que mi mamá estaba desahuciada…no recuerdo una noche más horrible. Conectas con la muerte. Que esa persona que está ahí no la vas a volver a ver. Esa noche se me salían las vísceras, el alma, no sabía cómo…era muy fuerte saber que ya estaba, que se iba a ir, y que no estaba consciente para poder disfrutarla. Mi mamá hablaba tonteras, estaba delirando en el dolor”.

El día antes de su deceso, le vino una mejoría, como un nuevo aire. Se levantó y Maly decidió irse donde su pololo. Cuando estaba grabando, su papá la llama para avisarle que su mamá había muerto.

“Habían muchos temas pendientes. Tenía rabia. Me fui de carrete. Súper evadida. La evasión tiene su costo. Cuando tú no vives los lutos, se repiten. Yo decía, tengo que limpiarme para ser una buena mamá. Igual la voy a embarrar, pero voy a hacer lo mejor que pueda. No quiero pintarle al Lucas una vida de fantasía. Me limpié de todas esas cosas. Ahora estoy súper bien, contenta de lo que soy y de lo que no soy”, finalizó.

Fuente: La Cuarta.

Más en Entretenimiento

Advertisement MVP Ad
Arriba