Conectate con Nosotros

Evangélico que fingió atropello: “he cometido un error lo admito, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”

Nacional

Evangélico que fingió atropello: “he cometido un error lo admito, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”

Tanto el aludido como otro detenido fueron formalizados por tres delitos: agresión contra un militar en ejercicio, lesiones menos graves producidas al mismo e infracción al artículo 318

Como César  Lagos así fue identificado el supuesto  pastor que este miércoles recién pasado fingió un atropello para evitar ser fiscalizado por la realización de un culto clandestino en Los Ángeles.

La insólita acción realizada por el religioso, quien junto a cerca de 30 personas estaba participando de la misa pese a las restricciones sanitarias, quedó grabada en un video que fue viralizado rápidamente por redes sociales.

En una entrevista hoy en el matinal de Chilevisión “Contigo en la Mañana”,  dejó muy en claro que él no es pastor. “Todo esto se ha prestado para el show, pero yo no soy pastor, tengo dos años en el evangelio y estoy siendo perfeccionado, soy un simple hermano del señor que me rescató de las tinieblas”, precisó.

Y añadió,  “he cometido un error lo admito, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, quiero pedirle perdón a todo el mundo, me han hecho pebre, ustedes se han reído (…) pero yo también me he reído de usted, de su separación, de su señora”, precisó.

“Yo los he escuchado con bastante atención, y bueno quiero pedir perdón a Dios, al mundo cristiano, al Ejército, al funcionario militar, a mi familia”, comentó Lagos.

“Vengo de un mundo cruel, donde había tenido problemas familiares, estuve involucrado en el alcohol y en la droga”, reflexionó el creyente evangélico.

Julio César arremetió y sostuvo que a veces la gente pasa pidiendo perdón, pero no cambia. Acá la conversación comenzó a cambiar.

“Está bien pedir perdón, pero hay que buscar ayuda”, dijo Rodríguez, y al momento Monserrat Álvarez salió en defensa de Lagos: “pero Julio, también tenemos que darle la oportunidad a los hombres que han sido violentos”.

Tanto el aludido como otro detenido fueron formalizados por tres delitos: agresión contra un militar en ejercicio, lesiones menos graves producidas al mismo e infracción al artículo 318.

Por su parte, el intendente del Biobío, Patricio Kuhn, calificó lo hecho del religioso y los asistentes  como “una responsabilidad casi de carácter criminal”.

Más en Nacional

Advertisement MVP Ad
Arriba