Conectate con Nosotros

Nano Calderón en el “Área de Salud” de Santiago 1 cumpliendo su detención preventiva

policial

Nano Calderón en el “Área de Salud” de Santiago 1 cumpliendo su detención preventiva

Ayer la Corte de Apelaciones de Santiago, integrada por los ministros Paola Plaza, Guillermo de la Barra, y la fiscal judicial rechazó la solicitud, del abogado Mario Vargas, y decretó prisión preventiva para Nano Calderón, el hijo menor de Raquel Argandoña y Hernán Calderón Salinas.

El hecho que se le imputa es parricidio frustrado contra su padre, y se llevará a cabo su detención  no en una clínica psiquiátrica como lo estaba haciendo en “ El Cedro” un centro en La Reina, sino que en la cárcel Santiago 1.

El  Tribunal de  la novena sala,  estableció que “si bien presenta rasgos de personalidad alterados, no son constitutivos de una patología mental que amerite, justifique o propicie la internación en un centro psiquiátrico de aquellos establecidos por la ley al efecto, habiendo incluso la defensa descartado la aplicación de lo previsto en el artículo 458 (inimputabilidad por enajenación mental) del Código Procesal Penal”.

En la resolución, el tribunal de alzada detalló que “los altos niveles de impulsividad del imputado, sin indicadores de psicopatía, lo que incluso se desprende de la propia documentación aportada por la defensa y que se manifiesta en la concretización de los hechos delictivos, son antecedentes que conducen a estos sentenciadores a decidir que la libertad del imputado representa un peligro para la seguridad de la sociedad y de la víctima”.

Pasadas la 17:00 horas, Hernán Calderón Argandoña, fue a cumplir  su prisión preventiva  al Área de Salud Ambulatoria (ASA) de Santiago 1 y no en una celda común. Los motivos se deben a que primero deberá cumplir una cuarentena de 14 días para prevenir contagios por el COVID-19,   en segundo lugar, para someterse a peritajes psicológicos y continuar el tratamiento iniciado en el centro de salud privado. 

Según funcionarios de Gendarmería, se instalará en el segundo piso de dicha unidad, al interior de un box, igualito que en los hospitales, y será vigilado por una cámara de seguridad las 24 horas para que no atente contra su vida. Habrá cortinas que lo separarán de otros reclusos y no tendrá grilletes.

Los familiares de los detenidos de este centro carcelario, le dicen a Santiago 1 “La Playa” en el lenguaje de “la cana”, porque los internos tienen derecho a una serie de beneficios, como tener televisión y radio entre otros, que no lo tiene por ejemplo la ex penitenciaria.

El diario la cuarta hizo un boceto de cómo será su celda:     

Fuente: Diario La Cuarta

Advertisement MVP Ad
Arriba