Conectate con Nosotros

FuturaFM

Plataformas que juegan con estimular el erotismo en las mujeres

destacados

Plataformas que juegan con estimular el erotismo en las mujeres

Dipsea es una de las tres grandes plataformas de audio o podcast lanzadas desde hace cerca de un año, junto con Ferly y Quinn, todas dirigidas por mujeres

Mucho se ha hablado de que el erotismo femenino no es tan explícito o directo como el de los hombres, es más de sensaciones y comunicación implícita. Analizando este mercado, se observó que actualmente los recursos, o las propuestas que existen,  se mueven entre la literatura, nada sensorial, y el video porno,  que deja muy poco a la imaginación.  

“Prefiero escuchar contenido erótico que verlo”, dice Yves, que solo da su nombre y es usuaria de Dipsea, una de las tres grandes plataformas de audio o podcast lanzadas desde hace cerca de un año, junto con Ferly y Quinn, todas dirigidas por mujeres. Esto forma parte de las entrevistas que aparecen en un reportaje de BioBioChile  .

“Como con los libros”, dice, “yo prefiero imaginarme en una situación, en lugar de mirar a alguien”.

Para Billie Quinlan, cofundadora de la plataforma británica Ferly, ya es hora de explorar el erotismo de otra forma, tanto en relación con los medios,  como con el contenido.

“La estimulación sexual es un sector históricamente dominado por hombres”, explica a la agencia de noticias AFP en un correo electrónico, y “no ha priorizado el placer femenino”.

Casi todos los podcasts duran entre 5 y 35 minutos, con escenarios a veces sofisticados, que incluyen, en algunos casos, cambios de lugares y múltiples personajes.

La intensidad erótica del programa se indica de antemano en muchos de ellos, así como la configuración inicial, “Ella + Él”, por ejemplo, a veces con categorías, como “en público”, “fantasía” o “voyeurismo”, en el caso de Ferly.

“Cuando creas contenido erótico, provocas una sensación muy frágil que puede verse perturbada si una respuesta no funciona o si la voz no suena bien”, dice Gina Gutiérrez,  cofundadora de Dipsea, que dice tener más de 325.000 descargas.

Gina rechaza el término “audio porno” usado a veces, que para ella corresponde a algo “transaccional y frío, cuando el erotismo es más amplio”, con “una conexión humana”.

“Es difícil encontrar contenido erótico que valore a las mujeres, o al menos que trate al personaje femenino con respeto”, explica una usuaria de Dipsea, desde el anonimato. “Me siento respetada y valorada como mujer cuando escucho Dipsea”.

Más en destacados

Advertisement MVP Ad

Tendencias