Conectate con Nosotros

Violeta Parra y el suicidio

Cultura

Violeta Parra y el suicidio

¿ Hasta dónde se habría extendido su arte de haber estado más tiempo con nosotros?

Un día como hoy,  5 de febrero, pero de 1967, Violeta Parra tomó un revolver brasileño que guardaba, apuntó en la sien derecha, y lanzó un disparo que le quitó la vida… así de una.

Por muchos años se ha tomado el tema del suicidio en nuestro país como un verdadero tema “tabú”. Algo de lo que no se puede hablar. Pero en las personas que sufren algún problema de Salud Mental es una alternativa para una situación angustiosa que se escapa del propio control, y que necesita ser conversada, escuchada y atendida

Un día como hoy faltando 15 minutos para las 18:00 horas la primera folclorista reconocida fuera de nuestro país,  decidió dejar esta existencia por voluntad propia. Lo cierto es que en ese verano, la artista no lo pasó bien. «Violeta se sentía sola -escribe el periodista Víctor Herrero en la celebrada biografía Después de vivir un siglo-. Sus hijos habían partido de veraneo a la playa. Aunque Ángel e Isabel la invitaron, ella no quiso ir»

Conversando con un siquiatra del área  de Salud  Mental del Hospital Regional de Talca, todos o la gran mayoría de las personas, en algún momento de nuestras vidas hemos pensado en quitarnos la vida, pero de ahí a tener una “ideación suicida” hay un mundo de diferencia.  

«Un balazo en la sien derecha apagó ayer para siempre la voz y el arte imperecederos de Violeta Parra, la menuda artista de Chile que hace algunos meses asombró a los habitantes de París con sus canciones vernaculares, propias de esa tierra para muchos ellos desconocida, que queda al fin del mundo», publicó ese día el diario La Tercera.

Es que la “ideación suicida” tiene que ver con un pensamiento permanente de quitarte la vida, algo recurrente que te pesa día tras día. Un gran mito que hay al respecto según la Organización Panamericana de la  Salud, es que quienes hablan de suicidio no tienen la intención de cometerlo. La verdad  es que según este organismo,  “quienes hablan de suicidio pueden estar pidiendo así ayuda o apoyo. Un número significativo de personas que contemplan el suicidio presentan ansiedad, depresión y desesperanza y pueden considerar que carecen de otra opción”

Junto al cuerpo se encontró una carta, manchada de sangre, dirigida a Nicanor. Allí expuso sus razones. La misiva se mantuvo lejos del dominio público hasta que fue revelada por la periodista Sabine Drysdale para el libro Extremas (UDP). Allí se leen sus últimas, directas y punzantes palabras:

«No tuve nada. Lo di todo. Quise dar, no encontré quien recibiera», explica. También explicó la razón para quitarse la vida. Tal vez, intuyó que le achacarían una pena del corazón. Por ello fue al grano: «Yo no me suicido por amor. Lo hago por el orgullo que rebalsa a los mediocres».

¿ Pero porqué problema de Salud Mental habría estado pasando? ¿ hasta dónde se habría extendido su arte de haber estado más tiempo con nosotros… más tiempo con nuestra Violeta Parra?         

Más en Cultura

Advertisement MVP Ad
Arriba