Logo Radio Futura FM
PROGRAMAS
Fondo Futura Locutores
Locutor 1 zoom
Fondo Futura Locutores
Fondo Futura Locutores
Fondo Futura Locutores
Fondo Futura Locutores
Fondo Futura Locutores
Fondo Futura Locutores
Fondo Futura Locutores
Locutor 2 zoom
Locutor 3 zoom
Locutor 4 zoom
Locutor 5 zoom
Nuevo locutor
Locutor 7 zoom
Locutor 8 zoom
foto hombre en moto de agua

Joven quedó preso por realizar locura de amor

El joven recorrió 40 kilómetros en la moto de agua, viajando desde Escocia a la isla de Man y luego caminó 24 kilómetros hasta reencontrarse con su novia




La cuarentena tiene a más de alguno vuelto loco por no poder salir ni ver a sus seres queridos. Esta situación ha generado desesperación en una que otra persona, llegando, incluso, a hacer locuras para poder lograr ese ansiado propósito que es prohibido producto del encierro.

Dale McLaughlan es un joven escocés que no aguantaba más estar separado de su novia, a quien conoció mientras trabajaba en la Isla de Man, territorio británico autónomo ubicado en el mar de Irlanda.

Una vez concluido su contrato de trabajo, Dale debió volver a su casa en la ciudad escocesa de Ayrshire, y pese a la cercanía de su país con la isla, no pudo volver a ver a su pareja, según consigna BBC.

Seguramente, este joven enamorado le hubiese encantado haberse quedado más tiempo compartiendo con su novia, no obstante, Isla de Man prohibió las visitas a los ciudadanos que no sean residentes del lugar, como una medida para prevenir el Coronavirus, por lo que no le quedó otra opción que volver a su casa.

Dicen que el amor es más fuerte, así al menos lo sintió McLaughlan, quien no aguantó más estar separado de su novia, por lo tanto, no lo pensó dos veces y decidió ir a visitarla. Para ello, arrendó una moto de agua para recorrer los 40 kilómetros que lo separaban de la isla, y pese a que nunca se había subido a una, de todas formas la utilizó para viajar hasta el lugar donde reside su pareja.

De acuerdo a lo que tenía estimado, debía demorarse cerca de 40 minutos en llegar a la Isla, sin embargo, tardó cuatro horas. Además tuvo que recorrer a pie otros 24 kilómetros para así abrazar a su novia.

Pese a esto, la historia no tuvo un final feliz, ya que las autoridades se enteraron que el joven estaba en la isla, además que había salido a una discoteca con su pareja para celebrar el reencuentro.

Ante esto, un juez lo condenó a cuatro semanas de prisión por violar de forma “intencional y premeditadamente” las restricciones de ingreso a la zona producto de la cuarentena, pese a la solicitud del abogado defensor, quien pedía indulgencia para el joven.

Fotografía: www.publimetro.cl / Reuters

Alejandra Burgos 1
MÁS NOTICIAS